Archivos de la categoría ‘Reportajes’

Virgen de Nuevo

Publicado: enero 26, 2012 en Reportajes

Por  Bárbara Rodríguez

Aunque aun no es muy común en Venezuela, algunas mujeres han decidido someterse a una cirugía para recuperar su virginidad. Bien sea por moda, miedo o curiosidad las pacientes recurren a la himenoplastia para borrar su pasado sexual

 

Al parecer el tema de la virginidad, que debía ser demostrada con una manchaen las sábanas, no ha pasado de moda. Lo que para muchos podría considerarse una vieja preocupación de las abuelas, tiene vigencia hoy en día, al menos para algunas mujeres que deciden reconstruir su himen.

 

La receta para ser virgen de nuevo se llama himenoplastia , una cirugía que reconstruye el tejido del himen, con lo que se asegura la mancha roja en la cama que demuestre la “pureza” de la mujer. Si la garantía de la virginidad es un poco de sangre, entonces la himenoplastia es la cura a cualquier duda.

 

Aunque ni la Sociedad Venezolana de Cirujanos plásticos Reconstructiva Estética y Maxilofacial (SVCPREM) ni la Sociedad de Ginecólogos de Venezuela manejan cifras oficiales, la Doctora Marisol Graterol, Presidenta de la SVCPREM, expone que existen algunos casos de himenoplastias “la cirugía sí se realiza, sin embargo, no es tan común y es difícil establecer la cantidad de mujeres que lo hacen”

 

El himen como garantía

La himenoplastia es una intervención quirúrgica mediante la cual se unen los residuos de la membrana del himen una vez que esta se haya roto. Jesús Enrique Soto Aponte, Cirujano Plástico y Ginecólogo, especialista en cirugías estéticas y genitales, explica que el himen es una membrana que se localiza en el introito de la vulva (parte externa) cuya función en un principio es proteger a la mujer durante su niñez de posibles infecciones o embarazos, ya que de este tejido tapa la entrada a la vagina y cumple una función protectora.

 

El himen es hueco y como toda membrana es bastante frágil, por lo que permite la salida de los fluidos vaginales como la menstruación. Normalmente al momento de ocurrir las primeras relaciones sexuales se rompe. Sin embargo, Soto Aponte explica que existen hímenes que son llamados – “complacientes” caracterizados por ser bastante elásticos, lo que permite que una mujer mantenga relaciones sexuales las primeras veces sin que se rompa.

 

De modo que no todas las mujeres son iguales ni producen sangrado, lo que hace que el himen esté sobrevalorado. Desde el punto de vista anatómico la virginidad está dada por la presencia del himen, sin embargo, esto resulta bastante relativo. Ahora bien, la himenoplastia parte del hecho de que el himen y el sangrado son la garantía de la virginidad por lo que se busca simular que el himen está intacto. La cirugía no permite reconstruirlo, en el sentido de que no se volverá a tener el himen original pero si se puede lograr una apariencia similar a la que tenía la paciente antes de iniciar su vida sexual.

 

El procedimiento es bastante sencillo y se puede llevar a cabo con anestesia local. La mayoría de los cirujanos plásticos pueden realizarla, en principio se buscan residuos de la membrana himeneal que se encuentran alrededor del introito vulvar, una vez detectados estos tejidos se procede a removerlos y unirlos de manera que quede una especie de colgajo que asemeje un himen.

 

Posteriormente se realiza la suturación con un hilo muy fino que es absorbido por la vagina por lo que no se necesita retirarlo. La himenoplastia tiene riesgos muy pequeños ya que es una cirugía bastante sencilla que se realiza en menos de una hora, algunas mujeres presentan hemorragias leves, pero se trata de casos aislados.

 

El tiempo en que una mujer puede reanudar las relaciones sexuales es desde uno hasta dos meses. Actualmente el costo de la cirugía va desde cinco hasta doce millones de Bs.F, dependiendo de la Clínica en donde se realice. Es importante destacar que no todas las mujeres pueden realizarse la himenoplastia ya que se requiere que existan restos de la membrana himeneal. En casos de mujeres que hayan mantenido múltiples relaciones sexuales existe poca posibilidad de encontrar residuos.

 

Otro Procedimiento

Cuando unir los tejidos del himen ya no es una opción, aún existe un procedimiento con el que se puede lograr un resultado similar al que una mujer tenía al momento de iniciar las relaciones sexuales. Se trata de la perinoplastia o rejuvenecimiento vaginal, la cual se encuentra en boga actualmente. En este caso el procedimiento resulta más complejo. La perinoplastia se realiza para recuperar la estrechez en el piso vaginal.

 

El procedimiento consiste en cerrar el piso perineal, conocido como piso pélvico y la horquilla vulvar, reduciendo de este modo el tamaño del introito o la entrada a la vagina. Adicionalmente se puede realizar una pequeña migración de la parte interna de la mucosa vaginal para dar la apariencia de un himen. Con este procedimiento también se puede lograr un leve sangrado durante la primera relación sexual.

 

El valor de la virginidad

 

Durante muchos la virginidad ha sido considerada como sinónimo de pureza. Sin embargo a partir de la Revolución Sexual en los años setenta este concepto ha perdido vigencia. El sexólogo Jesús García explica que con la aparición de la píldora anticonceptiva y el reconocimiento de que la mujer tiene derecho a sentir placer, los valores han cambiado. Sin embargo, aun se presentan casos de miedo al rechazo de la pareja por parte de las mujeres.

 

En algunas cultural la virginidad tiene un valor mayor, ya que representa incluso el honor de una familia, en el caso venezolano no se manejan estos conceptos. La BBC publicó un artículo titulado La Industria de la Virginidad en el Mundo Árabe el día 26 de abril del año 2010 en el que se explica como las mujeres se someten a esta cirugía en una clínica ubicada en París para salvar incluso sus vidas.

 

En muchos países árabes, las mujeres están obligadas a mantener su himen intacto hasta su matrimonio o podrían ser incluso asesinadas. En el artículo una joven que se sometió a la cirugía narra: “Pensé en suicidarme después de mi primera relación sexual porque no veía otra salida” A diferencia de estas culturas en Venezuela el himen ha perdido importancia.

 

Cada día son menos los hombres que se preocupan por la virginidad de su pareja. García explica que en sociedades como la venezolana el fenómeno resulta bastante interesante, ya que no se trata de una cirugía estética porque no hay ninguna apariencia que se deba mejorar y tampoco resulta importante desde el punto de vista social, ya que mediante una cirugía como la himenoplastia las mujeres no van a ser aceptadas dentro de un grupo como ocurre en el Mundo Árabe, en este caso resulta un problema de apego a losvalores tradicionales.

 

Las mujeres que se realizan una himenoplastia en Venezuela lo hacen por razones individuales, se trata de cómo son percibidas, pero no por la sociedad sino por sus parejas, por lo que existe un problema de aceptación personal y sentimental.

 

En el caso de los hombres el concepto de virginidad puede estar asociado con el sentido de propiedad. El ser humano tiene desarrollado un sentido de pertenencia, por lo que los hombres que les exigen a su pareja que sean vírgenes pueden hacerlo por razones de exclusividad y poder, incluso se pueden manejar situaciones de inseguridad, de no querer ser comparado.

 

En todo caso las razones para realizarse una himenoplastia son muchas y varían en cada mujer, sin embargo, algunas frases suelen repetirse. “Si se entera que no soy virgen me dejara”,este uno de los comentarios que escuchan con mayor frecuencia los cirujanos cuando una paciente solicita la cirugía. Al respecto García explica que es difícil analizar un caso individual desde lo general, habría que revisar que representa para esa mujer la virginidad según su formación religiosa, familiar y cultural.

 

Sin embargo, insiste en el hecho que en el caso de Venezuela, las razones obedecen a pensamientos tradicionalistas y valores individuales pero no a una situación cultural del país. Lo cierto es que la virginidad y la valoración del himen aun esta vigente en algunos casos. García reconoce los casos de mujeres que para preservar la virginidad fisiológica, pero no dejar de gozar del placer sexual mantienen relaciones sexuales de forma anal y afirma que estos casos son más comunes de lo que se piensa.

 

Las mujeres aseguran ser vírgenes ya que su himen se encuentra intacto, sin embargo mantienen relaciones sexuales tanto anales como orales constantemente, con la única condición de no ser penetradas de forma vaginal. En cuanto a los pronósticos que se tienen de la cirugía, tanto García como Soto coinciden en que la intervención debe disminuir hasta casi desaparecer, ya que a medida que la sociedad venezolana evolucione, estos valores se irán perdiendo hasta dejar de existir.

 

Sin embargo, mientras existan restos de las costumbres tradicionales y mujeres capaces de someterse a esta intervención quirúrgica, la virginidad seguirá siendo una cualidad valorada para algunas parejas y ser virgen o al menos aparentarlo seguirá siendo una opción para algunas y también un secreto que probablemente llevaran hasta la tumba.

Anuncios

La industria textil peruana ha incursionado en el mercado venezolano a través de su algodón.  Las tiendas de ropa Pima Cotton han sido parte de esta dinámica. La venta de sus productos ha estado representada por técnicas de marketing alternas

tienda

La palabra moda es un término común en la sociedad venezolana. El interés por conocer lo que está en boga se ha convertido en un aspecto propio del consumidor nacional. Estar de moda es tener algo nuevo y diferente, una característica que ya forma parte de la cotidianidad del venezolano.

A partir de esta distintivo de seguir la moda, incursionan  los mercados textiles  extranjeros en el país. La propuesta de nuevos diseños, piezas y confecciones, capta al consumidor venezolano expectante de nuevas tendencias, bajo una promesa de productos accesibles y de calidad garantizada.

Las tiendas Pima Cotton, son un ejemplo de esta penetración en el comercio textil nacional. Su propuesta de piezas de algodón fue, en un principio, la mejor estrategia de mercadeo utilizada por la empresa peruana para aventurarse en el mercado venezolano.

Comienzo instintivo

La industria textil y de confecciones peruana ha experimentado en el mercado venezolano a través de su materia prima principal; el algodón pima.  Esta variedad de algodón, propia del Perú posee características de finura y suavidad en sus fibras que lo hacen resistente y fresco.  Su utilización para tejidos de punto, es el principal uso en la industria peruana, y a través del cual las Tiendas Pima Cotton iniciaron su comercialización en el país.

Pima Cotton  llega a Venezuela en el 2002. Su inicio en el mercado fue intuitivo, ajeno a un estudio de mercado, basado en una estrategia de marketing. Elizabeth Ortiz, Jefe del Departamento de Marketing de la empresa, afirma que fue una acción experimental, no planificada. “Al comienzo no hubo ningún tipo de publicidad, ni estudio del mercado. Los dueños decidieron probar en el mercado venezolano sin planificar una estrategia de marketing como tal”.

Un comienzo sin sondeos de mercado, ni estudios del consumidor es lo que se vincula con una acción olfativa. Mariana Bacalao, investigadora y analista de estudios de Opinión Pública, explica que es una incursión sensorial .que no es del todo positiva para la comercialización. “Fue un salto al vacío que parece haber funcionado, pero que no creo que sea el camino seguro. La investigación de Opinión Pública tiene un sentido importante que es sondear estadísticamente qué es lo que la gente quiere, qué es lo que espera. Determinar cuáles son los vacíos a nivel de mercado para poder llenarlos”.

Ubicación y Estrategias de Marketing

La ubicación de la tienda en el Boulevard de Sabana Grande fue uno de los puntos más importantes para el mercadeo de la marca. Hilayaly Valera, Jefe del Departamento de Publicidad de la Escuela de Comunicación Social de la UCV y especialista en el área de Mercadeo y Publicidad,  explica que el lugar en el que se estableció su tienda principal (Sabana Grande) fue una forma de darse a conocer, a pesar de no iniciarse con una estrategia de mercadeo. “El sitio fue muy estratégico, por ser un punto de alto tránsito de personas, lo que para el estudio de marketing da una ventaja importante. Además de esto se le suma la utilización de una gran valla que fue muy visible y los identificaba muy  bien como marca”.

A partir de este experimento instintivo, la marca inició una planificación de mercado progresivo, pero sin decantarse por la publicidad convencional. “Después de cierto tiempo comenzamos a vender una idea de calidad y precio, más allá de generar una gran publicidad. Utilizamos nuestras tiendas para vender nuestros productos”, explicó Elizabeth Ortiz, Jefe del  Departamento de Marketing de la tienda.

La profesora Hilayaly Valera refiere que este tipo de mercadeo del que comenzó a servirse la marca, estaba orientado a utilizar sus tiendas como forma de mostrar sus productos. “Utilizaron sus vitrinas para mostrar, y la vitrina tiene un atractivo publicitario importante porque es un punto de control y de contacto, con el que además identificas la marca”.

Pero más allá de generar un contacto visual del cliente con la tienda, la acción principal que sirvió para dar a conocer los productos de esta cadena fue el llamado “Boca en boca”. Con esta estrategia de Marketing la tienda se dio a conocer por una acción del consumidor. “Su principal forma de publicitarse fue el boca en boca, que es una técnica de marketing mediante la cual el cliente divulga a otros un nuevo producto a partir de su experiencia, lográndose la atención de nuevos compradores”, explica la profesora Bacalao.

Sin embargo, la acción de divulgación sólo pudo ser efectiva mediante una idea de calidad a bajos precios presentada al consumidor. “Fue su manera más importante de publicitarse, pero además fue efectiva porque tenían una propuesta nueva, que ofrecía moda a bajos precios, con buena calidad, que la gente notó y comenzó a comentarle a otros”, explica la Profesora Hilayaly Valero.

Atención al público y Experiencia de compra

La vivencia que tiene el cliente en la tienda, al mismo tiempo que el trato que recibe, son factores importantes para mantener la clientela; aún más, cuando no se cuenta con una campaña publicitaria firme.

En uno de los departamentos de la tienda, la Sra. María Mendoza, busca a un vendedor que le ayude a aclarar dudas con respecto a su talla. No encuentra respuesta y decide dejar la pieza a un lado. Al mismo tiempo afirma que a pesar de conseguir buenos precios no está conforme con la atención. “Siempre vengo porque a veces consigo cosas buenas pero la atención es muy mala. Dan malas contestas y no te ayudan”.

Mariana Bacalao explica que cuando no se tiene una publicidad planificada y convencional, la experiencia de compra debe ser un factor clave. “La atención al cliente debe estar reforzada, porque si se están cortando gastos con respecto a investigación de mercado, y además no tienen una campaña en medio visuales convencionales, los puntos de venta tienen que estar  fortalecidos. No basta sólo con apelar a la confianza que el consumidor tenga de la calidad y los precios de los productos”.

Necesitan más

A pesar de haber hecho un nombre y una marca a través de un marketing poco tradicional, la propuesta y los productos no son suficientes para atraer nuevos clientes, ni para mantener el interés en el consumidor.

La señora Rosa García, cliente de la tienda explica que aunque tiene mucho tiempo comprando, ha notado que los precios han subido y ya no encuentra la misma variedad. “Tengo tiempo viniendo, pero veo las cosas más caras y no hay nada nuevo”, dice mientras sale de la tienda sin haber hecho alguna compra.

Dentro de la tienda otras entrevistadas coinciden en el aumento de los precios. Pasean la tienda de un lado a otro buscando alguna prenda diferente y de bajo costo. “Antes los precios eran buenos, y encontrabas de todo, ahora no tanto”, comenta una de las clientes, que asiste a la tienda desde hace unos tres años.

La especialista en el área de marketing, Hilayaly Valera, explica que esto se debe a que la marca saturó el mercado y su idea original ya no está siendo efectiva. “Llegó un momento en que los diseños comenzaban a ser los mismos, se saturó el mercado y se perdió esa idea innovadora con la que la marca creció”.

El consumidor ha comenzado a sentir una carencia en cuanto a la innovación del diseño y de las piezas. Elisabeth Ortiz, Jefe del Departamento  de Marketing de la marca, refiere que están haciendo esfuerzos por reambientar sus tiendas y cambiar sus estrategias de venta. “Estamos optando por las promociones, buscando que la gente difunda esta intención. Además estamos trabajando en una nueva imagen para la tienda, mostrando cosas diferentes en vitrina”. Sin embargo, comenta que no tienen intenciones claras de iniciar una campaña en medios masivos.

La profesora Mariana Bacalao, reflexiona sobre el hecho de que su propuesta inicial funcionó porque el consumidor la recibió como un factor nuevo, sorpresivo. “Tuvieron un mercadeo basado en la confianza del producto y en el factor innovador, sorpresa; que pudo tener un alcance y ser efectivo, pero que no sustituye jamás a la publicidad como tal; vayas, comerciales de tv, etc”.

Por: Erick Lezama

       Cuando llega su turno, Natielvi camina risueña al centro del escenario. No está nerviosa porque sólo es un ensayo y el auditorio está vacío. Toma el micrófono y para concentrarse fija su mirada en algún punto impreciso de la sala. Su sonrisa desaparece súbitamente cuando el director musical cuenta hasta tres y la batería estalla en una fiesta de sonidos. Luego de dos compases comienza a cantar “Junto a mi”, tema que escogió para representar a su escuela en el renglón Urbano del Festival dela Voz Humanista2011.

      No pensó en participar en el renglón tradicional porque, a su juicio, la música venezolana no permite mostrar todas sus cualidades vocales. “Es que ese joropo es como pa` viejo. Siento que eso no se parece a mi”, dice.  Natielvi creció en un pueblo de Tucupita, al nor-oriente del país. Recuerda que de pequeña tuvo que cantar joropo porque era lo que le enseñaban en las clases de música a las que asistía. Confiesa su preferencia por la música foránea: “Aunque he cantado `llaneritas´ de Scarlet Linares, lo mío es el pop”.

          Cinco minutos después termina su ensayo. Al bajarse de la tarima, vuelve a sonreír y su mirada deja de estar en un limbo indefinido. Dice que le gustaría estar identificada con la música venezolana. “Sería bueno que se bailara joropo en las fiestas, así como uno se tripea el  reggaeton o la salsa”.

        Natielvi siempre habla de la música venezolana refiriéndose únicamente a la que se hace en los llanos. No toma en cuenta las demás corrientes musicales tradicionales que tiene el país: no asocia la gaita, los aguinaldos o los calipsos con la música nacional.

         Mariana Bacalao, experta en el estudio de la OpiniónPública, dice que se trata de un fenómeno que caracteriza a la sociedad venezolana, donde hay una identidad nacional fragmentada. “En la colectividad se vincula la música venezolana exclusivamente con el joropo. La gente no sabe que ese es sólo uno de los muchos géneros tradicionales.  Como no les gusta y creen que es lo único que hay, la rechazan”, asegura. Cree además que es consecuencia de la falta de información cultural y artística. “Es lógico, nadie puede valorar algo que no conoce”, dice.

        El musicólogo Hugo Quintana dice que hay que reconocer la importancia del joropo en la cultura venezolana, pero que también es necesario masificar la idea de que el país es más rico musicalmente. “Es una visión simplificadora pensar que el joropo comprende la totalidad de la música venezolana”. Quintana difiere de Bacalao al considerar que la tendencia a pensar que el joropo es el único género musical que hay tiene que ver con la ubicación geográfica. “Para el zuliano su música es la gaita”, explica.  Dice que también ocurre que se conocen algunas canciones de otros géneros, pero que no se asocia directamente con la música venezolana.

El músico venezolano Aquiles Báez, dice que uno de los problemas del venezolano es que no conoce  la cultura de su país y por ello no se identifica con sus raíces. “En Colombia, Brasil o México, esta situación totalmente diferente, allá la gente sí valora y conoce su música”.

        La experiencia de Natielvi encaja con lo que dicen los expertos. Recuerda que cuando estudiaba primaria, en los actos culturales sólo se cantaba el alma llanera. “Ahorita uno lo que oye es reggaeton, y es como más bailable. Es que a uno no le inculcan la música venezolana ni en la casa ni en la escuela”.

       Todo parece indicar que la falta de conocimiento de la música tradicional es una responsabilidad compartida entre el Estado, los medios  de comunicación y la escuela.

    ¿En las leyes, en los medios o en el aula?

         A mediados del siglo pasado, en un esfuerzo por afianzar la identidad nacional, el entonces  presidente Marcos Pérez Jiménez decretó que la música nacional era el joropo. Por ello se le dio mucha difusión y se nacionalizó. En los años 80`, con el decreto del 1×1, se produjo un boom de música pop. En ese entonces se popularizaron cantantes como Ilan Chester,  Karina y Yordano. Báez destaca que a pesar de esas iniciativas nunca se difundió masivamente la música venezolana diferente a la llanera.

          Desde el 2005, con la entrada en vigencia de la Leyde Responsabilidad Social de Radio y Televisión, las emisoras de radio y canales de televisión quedaron obligados a transmitir contenidos culturales y educativos. El artículo 14 establece que al menos 50% de la música venezolana que se transmita debe ser tradicional, y deben incluirse géneros de las diversas zonas del país.

      Sin embargo, para Juan Carlos Ballesta, músico y editor de la Revista Ladosis, la legislación es débil. “Más allá de obligar a transmitir un contenido específico, lo que hace falta es un trabajo de formación cultural. Aquí se debería ver educación musical como se ve educación Artística o Historia de Venezuela”, dice. Considera que la ley ha sido contraproducente: “Como los dueños de medios no conocen la música venezolana, colocan únicamente joropo, y eso genera más rechazo en el colectivo”. Ballesta agrega que los medios de comunicación en general tienen una deuda con el país, porque no han creado espacios para la difusión de la cultura venezolana.

    El musicólogo Hugo Quintana asegura que es necesario que los productores de radio y televisión se actualicen, conozcan las nuevas propuestas que existen musicalmente y aprendan de todo el bagaje musical de tradición que tiene Venezuela.

     La promotora cultural Isabel Pérez y Aquiles Báez, concuerdan con la visión de Ballesta. Aseguran que no se puede imponer la cultura y la identidad, pues es algo que crea desde los primeros años de vida. Concuerdan en que es necesaria la unión entre los medios de comunicación, la escuela y el Estado, para logar que se conozca la cultura musical venezolana.

         Nuevas propuestas. La especialista Mariana Bacalao asegura que la única forma de que la situación cambie es que se den a conocer exponentes de la música venezolana que sean jóvenes, que hagan música que genere empatía, y exploten todos los géneros musicales del país.

           Actualmente la Fundación Bigott, a través de  agrupaciones como Pomarrosa y Vasallos del sol, trabajan en el sentido que sugiere Bacalao. Han dado a conocer la amplitud de la música venezolana, al interpretar géneros como sangueos, gaitas de tamboras, parrandas, aguinaldos, tambores, merengues,  joropos, etc.

         Asimismo, desde el año  2007, surgió la Movida Acústica Urbana, (MAU) una asociación de seis ensambles de música venezolana instrumental, cuya propuesta tiene elementos de otras corrientes musicales como el jazz. Lo conforman las agrupaciones C4 trío, enCayapa, los sinvergüenzas, Kapicúa, Nuevas Almas y Kamarata Jazz.

        Una propuesta similar a la de la MAUes Piso 1, agrupación conformada por solistas de varios grupos de música tradicional, que se unieron para mostrar una música venezolana tradicional más urbana.

         Estas iniciativas parecen indicar que el panorama es alentador. Sin embargo, la promotora cultural Isabel Pérez considera que es necesario que se logren masificar esos esfuerzos para que no sean percibidos como grupos elitescos.

        Marina Bravo, cantante de Piso 1 y de Pomarrosa, coincide con Pérez en la importancia de la masificación de las nuevas propuestas musicales tradicionales. Sin embargo asegura que es difícil. Su experiencia le dice que aún en la radio siguen prevaleciendo los intereses particulares, y en la televisión no hay programas para mostrar el trabajo que hace. “Yo no pude pagar `payola´  y por eso mi disco no sonó. Es así, uno no hace joropo, que es lo que la gente conoce. Es injusto que luego de que uno tiene que vender hasta el carro para hacer un CD tenga que pagar para estar en la radio”. Bravo, sin embargo, se muestra optimista: espera que todas las propuestas emergentes, que hacen la música venezolana más actual, puedan masificarse para que la gente comience a conocer la diversidad musical de Venezuela.

 

 

El crecimiento de la venta de alimentos en las calles de Caracas ha representado un riesgo para la Salud Pública. Los organismos oficiales trabajan para evitar la proliferación del gremio. Rapidez y economía motivan al consumidor a ingerir alimentos preparados en la calle

El buhonerismo es un hecho visible en las calles de Caracas. La venta de comida por puesto es una vertiente que nace  de este tipo de economía informal. Permisados, registrados, y bajo control sanitario, se encuentra la mayoría de estos vendedores de comida, según informa de la Alcaldía Libertador.

El comercio de alimentos en las calles de la capital, ha representado una densa área de trabajo para las autoridades encargadas. Como parte de un problema social, encausado en la búsqueda de empleo y sustento económico, esta actividad busca su forma de crecer amenazando con desbordarse.  Las medidas de registro y control intentan igualar esta línea creciente que desafía la salud ciudadana.

Un problema de Salud pública

El cuidado de las condiciones de salud y el seguimiento de un estilo de vida saludable es el motor principal de la Salud Pública. Esta función se ve afectada ante posibles riesgos causados por enfermedades que signifiquen un peligro para la población. La Organización Mundial de la Salud, en su Reglamento Sanitario Internacional, define el Riesgo para la Salud Pública, como “la probabilidad de que se produzca un evento que pueda afectar adversamente a la salud de las poblaciones humanas”.

Luis Millán,  Director de la Contraloría Alimentaria, del Ministerio del Poder Popular para la Salud, al referirse a la venta y expendio de alimento en las calles explica que, “en cualquier momento podría presentarse una contingencia, cuando los vendedores de estos rubros no cumplen con las medidas sanitarias básicas para su manipulación”.

En una calle del Centro de Caracas se alinean dos carros de perrocalientes donde se  ha comenzado a trabajar con premura para cumplir con el pedido de los clientes. A la 1:30 pm, aproximadamente, la labor se intensifica. “Hoy es último y la gente compra más”, dice quien atiende uno de los carros, mientras prepara “uno con todo”.  Ninguno lleva guantes, sólo uno usa bata. Ambos cumplen con el ritual de lavarse las manos en un recipiente mohoso, en el que seguidamente mojan un trapo con el que limpian el área de trabajo.

Millán explica que los esfuerzos de la Contraloría Alimentaría han estado dirigidos a educar a la población sobre los peligros que se corren al consumir alimentos preparados en las calles. Por otro lado, la actividad del Ministerio está encausada en controlar el expendio de comida y la higiene en la manipulación de alimentos. Afirma que “los vendedores permisados son vigilados constantemente para asegurar que se acaten todas las medias higiénicas”.

Una salida económica.

El desempleo y la búsqueda de fuentes de trabajo, ha movido a parte de la población a dedicarse a una actividad económica que les provee de un ingreso monetario con el que logran sustentarse. “Me hago unos 300 bolívares diarios. Todo depende, a veces varia”, dice un vendedor de cachapas de la Av. Baralt.

La formación de esta economía alternativa es parte de un aspecto social. Millán, explica que “hay una parte muy difícil de controlar que es el tema social y todo lo que se desprende de esto. La gente acude a este tipo de actividad buscando mayor ingreso económico, facilidad horaria, control del negocio, ser el jefe;  manejar y dirigir sus propios ingresos”.

“Yo manejo mi negocio, pero estoy empezando y tengo que hacerme clientela. La gente tiene que conocer el producto y probarlo. Si les gusta vuelven”, cuenta el vendedor de cachapas de la Avenida Baralt. “Estoy aquí de 8am a 5pm, y semanalmente hago más de lo que ganaría en una empresa”, explica.

Dentro del Cuerpo Equivocado

Publicado: enero 11, 2012 en Reportajes

Bárbara Rodríguez

Sienten que su anatomía no les corresponde, que están en el lugar incorrecto. Desde la infancia lidian con un cuerpo con el que no se identifican. Lo que parece una pesadilla, es la realidad de muchas personas en todo el mundo. Se trata de los transexuales: hombres atrapados en un cuerpo femenino y mujeres dentro del cuerpo de un hombre

“Siempre supe que era una mujer, lo sabía aunque mi cuerpo era el de un niño. Al principio es muy difícil, empieza el rechazo hacia ti mismo y después sufres el rechazo familiar. Con el tiempo descubres que no es tu culpa. Entiendes que eres una mujer y aunque no lo seas de manera biológica, sabes que eres una mujer transexual, te asumes como tal y como chica trans descubres que tú también puedes hacer mucho por ti y por la sociedad.”
Este es el testimonio de una transexual que se presenta como Ailed Arias, aunque su cédula la identifica como Nelson Arias. Su caso es similar al de cientos de transexuales en el país, quienes deciden revelar su verdadera personalidad e iniciar su proceso de reasignación, es decir, iniciar su vida como trans y cambiar su identidad biológica.
La transexualidad es un estado en el que una persona siente que su identidad sexual no coincide con su anatomía biológica, es decir, con sus órganos sexuales. La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, lo define  como “mujeres que se sienten atrapadas en cuerpos de hombre, y hombres que se sienten atrapados en cuerpos de mujer, sin trastornos psiquiátricos graves que distorsionen la percepción de la realidad”

Antonio Becerra Fernández explica en su libro Transexualidad: La búsqueda de una Identidad, que esta se origina en el niño antes de nacer ya que una alteración  hace que el cerebro se llene de una carga hormonal distinta a la de su cuerpo y órganos sexuales. Se consideran transexuales femeninos a quienes habiendo nacido hombres se sienten mujeres y transexuales masculinos a quienes nacen mujeres pero se sienten hombres.
La transexualidad se suele confundir con la homosexualidad, pero a diferencia de los homosexuales que se sienten atraídos hacia personas de su mismo género, sin negar su identidad biológica, los transexuales  sienten que su cuerpo está en conflicto con su identidad. Jesús García, sexólogo y profesor de la Universidad Central de Venezuela,  explica que un individuo por ser transexual no es inmediatamente homosexual. Ya que la manera en la que el individuo se percibe a si mismo, no necesariamente influye con su preferencia sexual.
Camino hacia la reasignación
Una vez que una persona decide cambiar su cuerpo e identidad sexual debe cumplir un protocolo medico. La Dra. Francis, Endocrino y Coordinadora de la Consulta de Transexualidad del Hospital Universitario de Caracas, explica que existe un protocolo que se aplica en todos los países donde es aceptada la transexualidad, pero no se trata de un reglamento único.
En Venezuela, el Hospital José María Vargas y el Universitario son los únicos centros públicos donde se ofrece el tratamiento hormonal. El Hospital Universitario atiende actualmente a 35 transexuales, de las cuales sólo hay 2 transexuales masculinos y los 33 restantes son transexuales femeninos, es decir hombres que buscan feminizarse. Los pacientes deben pasar por diversas pruebas psicológicas y psiquiátricas y posteriormente se realizan exámenes de laboratorio para medir el nivel hormonal y detectar posibles infecciones.
El tratamiento hormonal es para toda la vida. Consta de hormonas sexuales bien sea femeninas o masculinas y anti andrógenos, los cuales son químicos que actúan eliminando los efectos secundarios de las hormonas. En Venezuela no existe ningún Organismo encargado de suministrar las hormonas de manera gratuita. El precio del tratamiento  oscila entre 500 y 700 BsF. mensuales.
La cirugía genital es el último paso de la reasignación. En Venezuela no se ha aprobado su realización. La Dra. Francis manifiesta que actualmente se están realizando trámites con el Departamento de Bioética para aprobarla. “Existen especialistas que pueden realizar la intervención pero no se ha concretado de manera legal, aún existen muchos tabúes”, comenta. Si se logra concretar la práctica de esta intervención, el Hospital Universitario sería el primer centro del país en realizar cirugías de cambio genital.

José Guerra, sociólogo y activista por los derechos humanos de las minorías sexuales, explica que cambiar el aspecto de los órganos sexuales supone un cambio de cómo se mira el individuo a sí mismo y como lo verá la sociedad. El cambio genital causa una transformación completa del rol. “Sé es mujer o sé es hombre, al redefinir la identidad estas cambiando tu rol dentro de una sociedad y la manera en que te percibes a ti mismo y en la que te percibirán los demás.
Algunos transexuales del país deciden viajar al extranjero para realizar la cirugía de cambio genital. En el caso de los hombres que deciden operarse para tener una vagina,  se realiza un proceso conocido como vaginoplastía. El Dr. Iván Mañero Vásquez explica en su libro Ser Transexual que la vaginoplastía es la cirugía que permite transformar los órganos sexuales masculinos en estructuras que asemejen una vagina. Sin embargo, no todas las zonas de dicha vagina son sensoriales. Los labios que se construyen no tienen sensaciones por lo el proceso de excitación sexual y el placer está más limitado.

Cirugía de Reasignación de Genero

El Dr. Mañero explica en un artículo publicado en la revista Cuadernos de Medicina Psicosomática y Psiquiatría de Enlace, que en el caso de transexuales masculinos, es decir de mujeres que se sienten hombres, la cirugía para  trasformar los órganos genitales consta de  extirpación el útero y  las trompas de Falopio. Adicionalmente se construye un pene a partir del clítoris. Esta intervención es de tipo estética ya que el pene que se construye resulta muy pequeño, sin embargo, sí es eréctil ya que el clítoris es sensorial.
Lo cierto es que muchos de los transexuales del país mantienen sus órganos sexuales de origen y prefieren no realizar la intervención, ya que aún existen muchas  limitaciones, desde el punto de vista médico y legal, la cirugía de reasignación de género aún no ofrece la posibilidad de darle a los transexuales una vida sexual completamente satisfactoria, ya que tiene muchas limitantes. Por otra parte en Venezuela aunque la transexualidad es aceptada, la cirugía no lo es.
Ailed Arias explica que no es necesaria la cirugía para sentirse una mujer. “No planeo realizarme la cirugía. Si la ciencia avanza al punto de permitir que después de la intervención pueda disfrutar de mi vida sexual plenamente lo haré, pero en este momento no”. Esta idea resume el pensamiento de muchos transexuales del país.